Recuperación, Rendimiento

Alimentación y rendimiento deportivo: la dieta para deportistas.

7 tips de la dieta del deportista

La salud y la dieta tienen una relación mucho más estrecha de lo que se pensaba. Los nutricionistas son profesionales cada vez más demandados en equipos profesionales como el fútbol, baloncesto, atletismo, y otras disciplinas como el boxeo o las artes marciales.

Por ello la dieta para deportistas es cada vez más popular en las consultas de Nutrición. Ya no solo entre deportistas de élite, sino también para todos aquellos que practican deporte como forma de ocio y quieren ver mejorada su salud.

Consejos de alimentación para el deportista: ¡las 7 claves generales de la dieta!

Si bien es cierto que cada deporte tiene unas necesidades nutricionales particulares, la base de una dieta para el deportista tiene muchos elementos comunes:

  • Llénate de antioxidantes. El ejercicio físico genera en nuestro cuerpo radicales libres. Para neutralizarlos e impedir que causen daños en nuestro organismo, necesitamos antioxidantes. ¿Dónde podrás encontrarlos? Están presentes de forma abundante en frutas, verduras, hortalizas y frutos secos, entre otros.
  • Aporta la energía que tu cuerpo necesita. Es imprescindible que calcules (de forma aproximada) tu ingesta diaria de calorías. Así evitarás pasarte o quedarte corto de energías. Existen multitud de fórmulas para calcular tus requerimientos energéticos que podrás encontrar, por ejemplo, en Internet.
  • Asegura el aporte de proteína: ¿estamos todos de acuerdo en que practicar deporte afecta a nuestra musculatura? Dependiendo de la disciplina que practiques, puedes necesitar hasta 3 gramos por kilogramo de peso al día. Encontrarás proteína en la carne blanca (pollo, pavo, conejo), pescado azul y blanco, además de en fuentes vegetales como las legumbres.
  • Los carbohidratos te ayudarán en tu rendimiento. Los hidratos de carbono son la vía energética más eficiente de nuestro organismo, y serán la clave de tu nutrición especialmente si eres deportista de resistencia o endurance: running, ciclismo, triathlon... en este caso, los cereales (preferiblemente integrales) serán tus mejores aliados.
  • Hidrátate adecuadamente. Dependiendo del deporte, temperatura y duración de los entrenamientos, las necesidades de hidratación pueden variar. Asegura tu hidratación con agua o bebida isotónica antes, durante y tras el entrenamiento.
  • Aléjate de azúcares y grasas refinadas: aunque tus necesidades energéticas sean elevadas, hay maneras muy saludables de alcanzar tus requerimientos. Evita productos con aceite de palma o azúcares refinados.
  • El descanso es fundamental. A pesar de no ser un consejo nutricional, un buen descanso es imprescindible para la regeneración muscular, un correcto metabolismo y seguir entrenando con las mismas energías.

La crema de cacahuete es un producto que cada vez cuenta con más seguidores, especialmente deportistas. ¡Pero es importante leer los ingredientes! Nuestra peanut butter no contiene azúcares añadidos, grasas añadidas (como el aceite de palma o colza)… Además, es naturalmente alta en proteína y fibra.

La dieta del deportista, en porcentajes:

Distribución de macronutrientes

  • Carbohidratos
  • Proteínas
  • Grasas
  • Vitaminas y Minerales

Esta es la distribución estándar de los requerimientos energéticos de un deportista, pero estas necesidades pueden variar enormemente según la edad o el deporte y la intensidad con la que lo realices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *